Las PYMES tienen hasta el 1 de diciembre para implementar el canal de denuncias

Con fecha máxima de 1 de diciembre de 2023, las PYMES deberán haber establecido o adaptado un sistema efectivo de denuncias internas. Este requerimiento incluye a empresas que cuenten con un rango de 50 a 250 empleados.


Con la introducción de la Ley 2/2023 se busca proteger a aquellos individuos que reportan posibles delitos o infracciones administrativas de consideración. Además, la ley también busca facilitar que tanto empleados internos como colaboradores externos denuncien comportamientos ilícitos de forma anónima y segura.

La medida, concretamente, afecta a unas 21.400 PYMES alrededor de España.

Por lo tanto, es crucial que estas empresas comprendan cómo adecuar sus canales de denuncias para cumplir con esta norma y evitar posibles multas que pueden ascender hasta 1 millón de euros, además de otras restricciones, como la exclusión de subvenciones o incentivos fiscales.

Recomendaciones para las PYMES

Para alinearse con la nueva normativa, las PYMES deben:

·        Implementar un sistema interno de denuncias que esté avalado por su junta directiva y que garantice el manejo efectivo y seguro de las denuncias, priorizando la privacidad del denunciante.

·        Designar a un individuo responsable de administrar el sistema de denuncias, quien deberá estar capacitado para manejar las denuncias y aplicar los estándares éticos de la empresa. Usualmente, esta responsabilidad recae en un miembro del equipo de Recursos Humanos.

·       Cumplir con estos requerimientos antes de la fecha límite en diciembre para evitar sanciones significativas, que pueden ir desde 600.000 euros hasta 1 millón de euros para las entidades jurídicas, y hasta 300.000 euros para las personas físicas en casos de infracciones severas.

 

FUENTE ADADE CENTRAL

Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa