La decisión de Hacienda de acabar con la declaración de la renta en papel, afecta negativamente a 350.000 contribuyentes

La Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) recurrirá judicialmente la eliminación de las declaraciones de la renta en papel, presentando un recurso contencioso administrativo para impugnar la orden ministerial y solicitando su suspensión, por no permitir la presentación de la declaración de IRPF en papel. Esta medida afecta sobre todo a personas mayores o que viven en zonas rurales. 

Los asesores fiscales entiende que dicha orden supone "una merma de los derechos" de los contribuyentes y el "desamparo" al que estiman que quedan expuestos al menos 350.000 ciudadanos, que el año pasado presentaron su declaración de la Renta en papel.

Para José Ignacio Alemany, presidente de Aedaf, "contribuir es una obligación y se debe, especialmente en las personas mayores, facilitar su cumplimiento sin complicarle aún más la vida al contribuyente"

¿Qué espera la Agencia Tributaria que hagan contribuyentes en las zonas del país en las que internet aún es minoritario, sin ni siquiera una sucursal bancaria cerca y mucho menos una delegación de la Agencia Tributaria?", se pregunta el presidente de Aedaf. “Hay perfiles de contribuyentes que no están familiarizados con las nuevas tecnologías, por ejemplo, algunas personas mayores, y esta medida les puede causar "confusión y desconcierto" añade Alemany.

La decisión de Hacienda de suprimir en esta campaña de la Renta la denominada 'predeclaración' en papel fue motivada porque en algunos casos esos documentos generaban duplicidades de presentación que posteriormente había que depurar y podían generar retrasos en el caso de las rentas con resultado a devolver, según explicaron a Europa Press fuentes de la Agencia Tributaria.

FUENTE: ADADE CENTRAL

*Para recibir más información, suscríbase gratuitamente al boletín de noticias de ADADE/E-CONSULTING

Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa