Las empresas se mueven hacia el Big Data, pero no saben en qué dirección

Entre las empresas, sobre todo las pymes, es necesaria una mayor concienciación sobre el Big Data, pero también sobre lo que es porque "hay desconocimiento sobre lo que es en realidad y sobre cómo se puede trabajar", según ha explicado Rafael del Hoyo, de ITAINNOVA, quien ha impartido la conferencia 'Big Data: trabajar con datos masivos', a elEconomista.es

Rafael del Hoyo ha indicado que en general existe en el tejido empresarial un gran desconocimiento sobre lo que es el Big Data. "Las empresas se mueven hacia él, pero no se ve en qué dirección", que tiene que ver con su modelo de negocio.

Una situación que se produce sobre todo en las pymes porque no suelen tener en ocasiones grandes volúmenes de datos y por el desconocimiento que existe generalizado en la sociedad sobre el Big Data "a pesar de que se habla en las noticias, periódicos... Todo el mundo habla, pero pocos saben todas las posibilidades que tiene". De hecho, no se trata solo de datos, sino que "se trabaja con muchos formatos como el vídeo, el texto... y que hay que saber procesar y hacerlo rápidamente".

Además, el Big Data puede aplicarse a numerosos sectores de actividad. Por ejemplo, en el sector de las energías renovables se puede emplear para mantenimiento predictivo en aerogeneradores "para anticiparse a una rotura de una turbina" o predecir el cambio del precio del crudo, mientras que las empresas también pueden utilizarlo para conocer las quejas de los usuarios e identificar las causas que las han originado o bien los puntos débiles que hay en un determinado servicio.

Otro ámbito de aplicación es el médico o sanitario en el que el Big Data puede redundar en un mejor tratamiento para las personas, ya que sería posible determinar cuál es el mejor antibiótico para un paciente en función de su historial clínico. En industria, se podría anticipar un posible fallo para que la empresa se adelante a los problemas.

Son solo algunos ejemplos a los que también podrían añadirse otros más porque "quien tiene los datos los puede vender, si tienen valor. Las empresas de marketing están dispuestas a pagar para saber lo que quieren sus posibles clientes" o bien entender lo que pueden querer los consumidores de una marca o servicio, mientras que en los bancos caben utilidades como saber qué se hace bien o mal.

Pero a la hora de implementar el Big Data en la empresa, se tiene que tener en cuenta el modelo de negocio. "Es como una gran burbuja porque no todas las empresas tienen un gran volumen de datos". Además, su utilización requiere "cambiar el modelo de negocio por el Big Data. Cada compañía debe buscar su modelo. Al final, es convertir datos o información en negocio".

Un proceso en el que desde ITAINNOVA se viene trabajando para acercar el Big Data a las empresas para lo que disponen de herramientas como Moriarty o bien de inteligencia artificial. Desde este instituto tecnológico se trabaja con empresas privadas que "vienen con un problema que se resuelve con herramientas de Big Data".


FUENTE: EL ECONOMISTA

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa