Devolución de cuotas no compensadas de IVA: Caducidad

Entiende la DGT que en el caso de caducidad del derecho a la compensación del saldo pendiente de compensar en el IVA, nace un derecho autónomo a obtener la devolución con un nuevo plazo de cuatro años de prescripción, que debe ser ejercitado mediante una petición expresa del interesado.

El órgano directivo considera que una vez que se produce el devengo, el sujeto pasivo del impuesto puede ejercer el derecho a la deducción y a la devolución del Impuesto. Este ejercicio se encuentra condicionado a la correcta contabilización de las cuotas en los libros registros correspondientes, así como que se encuentre consignado en la declaración-liquidación del impuesto que podrá ser la relativa al período en que se haya soportado u otro posterior, siempre que no hubiera transcurrido el plazo límite de cuatro años. Transcurrido ese plazo sin haber ejercitado el derecho a la deducción, este caduca.

Así, alineándose con la interpretación que de esta normativa se hace en función de lo dispuesto, tanto la deducción de las cuotas soportadas como la compensación de los saldos derivados de los excesos de cuotas soportadas sobre las cuotas devengadas, constituyen derechos de los sujetos pasivos del Impuesto y, por tanto, su ejercicio tiene carácter potestativo.
Por tanto, el ejercicio efectivo del derecho a deducir y, en su caso, del derecho a compensar deben tener su correspondiente e inexcusable reflejo, como forma de exteriorización de esos derechos, en la debida cumplimentación de los modelos que, a efectos de la liquidación del Impuesto, han sido aprobados.

Una vez ejercitado el derecho a deducir de las cuotas soportadas por el consultante en la declaración-liquidación oportuna, cuando la cuantía de las deducciones procedentes superen el importe de las cuotas devengadas en el mismo periodo de liquidación, el exceso puede ser compensado en las declaraciones-liquidaciones posteriores.

En el presente caso, los consultantes, una vez que hayan transcurrido cuatro años contados a partir de la presentación de la declaración-liquidación en que se originó dicho exceso, sin que se haya podido compensar el exceso y sin que se haya solicitado la devolución, pueden solicitar su devolución dentro del plazo de prescripción señalado por la LGT, que es de 4 años.


FUENTE: Actualidad Mementos Fiscal

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa