Cinco tendencias tecnológicas de las que no podrás escapar

Comercio electrónico instantáneo

El comercio electrónico ha dejado atrás su infancia y probablemente también su adolescencia. Comienza a entrar en una etapa de cierta madurez adulta en lo que lo importante ya no es tanto el qué sino el cómo. Y en ese cómo, la logística juega un papel cada vez más fundamental.

Los clientes de las tiendas on-line han literalmente perdido la paciencia y parecen poco dispuestos a esperar más de un día para recibir sus compras. En el caso de compras urgentes los tiempos que quieren manejar son aún más bajos y si el comercio les ofrece la posibilidad de entregas en pocas horas, van a agarrarse a ella con las dos manos.

Lo hemos visto esta semana con el lanzamiento de Amazon Prime Now en Madrid, prometiendo entregas en una hora. Pero no son los únicos: empresas como Deliberry, Comprea, Paack o Glovo le siguen los pasos de cerca.

Pagos móviles
La historia de los pagos móviles recuerda mucho al cuento de “Pedro y el lobo”. Durante muchos años parecía que ese “lobo” representado por la tecnología contactless y NFC tenía mucho más de leyenda que de realidad. Pues bien, noticia para navegantes: al lobo ya empiezan a vérsele las orejas.

No sólo prácticamente todas las entidades bancarias están animando a sus usuarios a pagar con el móvil proporcionándoles Apps para ello, sino que gigantes como Samsung ya han estrenado su solución de pago móvil en nuestro país. Si a esto le unimos el hecho de que Apple está a punto de hacer lo propio en los próximos meses, la suma es fácil.

La buena noticia para el pequeño comercio es que un alto porcentaje ya dispone de datáfonos contactless que permiten el pago móvil. La mala es que otro porcentaje similar no es ya que no posea este tipo de terminales, sino que ni siquiera admiten el pago con tarjeta. En un momento en el que los españoles cada vez salen a la calle con menos dinero en efectivo, parece que quedan pocas excusas para no renovarse.

Una startup va a revolucionar tu sector (si es que no lo ha hecho ya)

Uber y Cabify han cambiado la forma en la que nos desplazamos en la ciudad. Airbnb ha revolucionado el sector del turismo y Just Eat ha hecho lo propio con el de la restauración. Blablacar ha cambiado los viajes por carretera. Spotify y Netflix representan un antes y un después a la hora de consumir contenidos audiovisuales y Kayak o Skyscanner han obligado a las agencias de viajes a replantearse modelo de negocio.

Cada día que pasa, centenares de de startups de todo el mundo compiten entre sí para introducir elementos tecnológicos e innovadores en todos y cada uno de los sectores de la economía productiva y de servicios. Muchísimas por supuesto, fracasan en el intento. Pero que las que triunfan, lo hacen a lo grande. Y cuando lo hacen cambian por completo las reglas del juego, de modo que al resto de empresas solo se les deja dos opciones: adaptarse o aceptar un más o menos lento declive del que ya no se recuperarán.

Pokemon Go y la nueva realidad aumentada
Pokemon Go, el que está llamado a ser el gran fenómeno de masas de este año nos ha cogido a casi todos con el paso cambiado. Cuando casi todos pensábamos que la realidad aumentada era poco más que una curiosidad tecnológica, Nintendo ha sido capaz de dar con la tecla adecuada para que el mix funcione con sentido.

Y las empresas están empezando a sufrirlo en sus propias carnes. La “histeria colectiva” que ha desatado el juego revela sin embargo un cambio más profundo: tecnologías como la realidad aumentada, la realidad mixta y la realidad virtual esta vez sí están llamando a la puerta.

WhatsApp es la nueva red social
Las aplicaciones de mensajería instantánea no sólo están creciendo en número de usuarios, sino que cada vez crecen más en funciones. Si su objetivo principal va a seguir siendo por el momento facilitar la comunicación entre usuarios, cada vez más se van a configurar como un sistema operativo alternativo anidado en los smartphones.

La progresiva incorporación de chatbots en programas de mensajería como Line, Facebook Messenger o WhatsApp empieza a ser una tendencia que si bien todavía está dando sus primeros pasos, va a dar mucho de lo que hablar en los próximos años.

Por otro esas mismas Apps aspiran a convertirse no ya en el gran hub de comunicaciones que son (la mayoría ha incorporado VoIP y vídeo) sino adoptar funciones que ahora mismo encontramos en otras Apps como pagar con el móvil, buscar contenidos en Internet o realizar compras on-line, como hace poco nos explicaba el fundador de Bloombees.

En definitiva, salvo en casos muy particulares como el de Instagram en el que la imagen lo es todo, las redes sociales empiezan a correr el riesgo de ser fagocitadas por unas aplicaciones de mensajería instantánea que cada vez hacen más cosas y las hacen mejor.


FUENTE: MUY PYMES

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa