Cambio climático. La preocupación que más crece entre las pymes en 2023

La inestabilidad económica se mantiene entre las principales preocupaciones de las pymes. Pero se añaden nuevas como el cambio climático o la inflación.


Las pequeñas y medianas empresas de nuestro país se enfrentan a diversos riesgos desde el instante en el que son creadas. Y, dependiendo del momento y la situación, algunos empiezan a tornarse más preocupantes que otros.

No obstante, hay riesgos que se mantienen como preocupación principal para la gran mayoría de las Pymes, sean del sector que sean. Uno de ellos es, la inestabilidad económica, que además forma parte de su realidad desde que llegó la pandemia del Covid19.

Pero hay otras, como la inflación o el cambio climático, que suponen un nuevo reto para muchos proyectos laborales que no saben qué puede suceder en un futuro ni siquiera cercano. Ha sido la aseguradora Hixcox la que ha elaborado un informe este 2023 en el que se analizan en profundidad los riesgos e inseguridades que asolan a los autónomos y las pequeñas y medianas empresas, y conviene ser consciente de ello para ir preparando posibles soluciones.

El cambio climático: la preocupación que más ha crecido en 2023

El informe de Hixcox de este 2023 lo ha dejado muy claro: la preocupación que más ha subido en los últimos meses, con mucha diferencia, en el universo de las pequeñas y medianas empresas, es la que surge por el cambio climático.

En concreto, las empresas dedicadas al sector del comercio son las que más remarcan esta preocupación, pues un 45% de ellas lo pone en primer lugar, incluso por delante de la inestabilidad económica. No obstante, también hay otros muchos sectores, como el tecnológico, el cultural o el legal, entre otros, que comparten la preocupación. El motivo según el informe, es que las consecuencias del cambio climático pueden afectar a su proyecto en un futuro cada vez más cercano.

No son las únicas, pues las micropymes, que son las que tienen menos de 10 empleados, tienen la misma sensación de inseguridad ante el fenómeno del cambio climático. Y no solo al cambio climático, sino también a las necesarias medidas que van a llegar para intentar frenarlo. Porque necesitarán, evidentemente, un extra de financiación para poder asumirlo debido a que sus ganancias son bastante inferiores a las que tienen las grandes empresas.

¿Cómo puede afectar a las Pymes la inestabilidad económica?

Es evidente que la inestabilidad económica es un problema en el horizonte de todas las empresas, sobre todo en los últimos años. Pero, siendo más específicos, en el informe de Hixcox, hablan de temas como la posible escasez de recursos, la inestabilidad geopolítica y la situación política específica de nuestro país, los cambios demográficos y también la ciberseguridad, que últimamente se ha visto bastante afectada en diferentes entornos.

De nuevo en el caso de las micropymes, el 58,1% de ellas saben a ciencia cierta que la inestabilidad económica va a ser su principal problema muy rápidamente, e incluso lo equiparan a la preocupación que supone el cambio climático. Tras esta preocupación mayor está el hecho, de nuevo, de que tengan un capital inferior a las grandes empresas.

La subida de los precios es otro de los problemas de este año

Según los datos que aporta el Instituto Nacional de Estadística, los precios en general este año han subido más de un 20% con respecto a años anteriores. Evidentemente, hay sectores con más o menos subidas, pero podemos establecer que la subida de los precios es una realidad tangible.

Para las pequeñas y medianas empresas de España, que son, además, la mayoría en comparación con las grandes empresas, esta subida de precios va a ser un problema enorme como sigan yendo en el camino por el que van.

Su principal problema, argumentan las personas que han sido preguntadas para este informe, es precisamente equiparar sus propios precios a las subidas del dinero que ahora necesitan para pagar los materiales que usan para salir hacia delante.

El 61,3% de los encuestados argumenta que el incremento de los costes de producción es ahora mismo una realidad a la que deben enfrentarse la mayoría de las empresas, y que muchas de ellas no están preparadas para asumirlo.

El panorama para el próximo año queda, por tanto, en el aire. Las medidas para intentar paliar una crisis económica a nivel mundial han sido bastantes a lo largo del último año, y esperemos que, por el bien del futuro de las pequeñas y medianas empresa, siga siendo así.



FUENTE: Cinco Días

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa