Valentí Pich: "No es el momento para abordar cambios tributarios radicales"

"La moratoria concursal evitó colapsos, pero eleva el riesgo de empresas zombis"

"Hay que agilizar la ejecución con el máximo control y transparencia"

"Hace falta concienciación en aras de la corresponsabilidad con el problema"

Reelegido por unanimidad presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentí Pich departe con elEconomista sobre la coyuntura y las medidas lanzadas para atar la recuperación.


¿El maná de los fondos europeos, será suficiente para reflotar la economía española?

Tenemos que ser responsables con respecto a esta dotación que se nos hace, porque solo si la utilizamos de forma eficiente e inteligente podremos fomentar la adaptación de nuestra economía a los retos en ciernes. No obstante, aparte de esa necesaria corresponsabilidad, será determinante la gestión de estos fondos y el papel de las diferentes administraciones encargadas de su distribución -Gobierno central, CCAA y entes locales-. Como no puede ser de otra manera, la contratación pública y las tramitaciones de subvenciones requieren de procesos -previos y posteriores- sumamente meticulosos. Por ello, si bien habrá que intentar aligerar estos procesos para agilizar la ejecución de los proyectos, será necesario hacerlo con la máxima transparencia y control.

Fondos europeos: "Hay que agilizar la ejecución de los proyectos con el máximo control y transparencia"


¿Cuándo prevé que el PIB español vuelva a los niveles pre-Covid?

Todo indica que para finales de 2021 y 2022 ya habrá un rebote de nuestra economía. No obstante, antes de esta crisis, en 2019, ya se detectaban signos de pérdida de competitividad y las cicatrices que va a dejar esta crisis van a ser considerables. La concatenación de crecimiento económico después de una fuerte caída, las ayudas europeas habituales -más las específicas de los fondos de recuperación- y las exigencias laxas en déficit y deuda de la UE dibujan un escenario de fuerte crecimiento pero con pocos incentivos para acometer algunas reformas que seguramente resultan necesarias y, en algunos casos, también dolorosas.


¿Qué reforma de pensiones necesita España?

Nuestro sistema de pensiones es una pieza fundamental de nuestro envidiable estado de bienestar. Siendo este un aspecto tan importante para las cuentas públicas y que afectan a un sector tan amplio de la población, estamos ante una cuestión que no se resuelve de golpe. Son tantos los retos del sistema público de pensiones que hacen pensar si no sería recomendable entrar en una dinámica de concienciación de la ciudadanía sobre la importancia de mantener una actitud corresponsable con este problema que concierne a todos, interiorizando la relación entre percepción y cotización, y explorando, para aquellos ciudadanos que su posición económica y laboral se lo permita, la posibilidad de establecer sistemas de complementariedad a la pensión pública por otras vías. En todo caso, contar con un crecimiento sólido e inclusivo será una variable fundamental para solucionar los desajustes en este ámbito y en muchos otros.

Pensiones: "Hace falta concienciación en aras de la corresponsabilidad con un problema que afecta a todos"


¿Cómo se puede acercar la edad efectiva de retiro a la edad legal?

En España tenemos una edad efectiva de jubilación ligeramente inferior a la edad legal, una tendencia contraria a la media de los países de la OCDE. Las opciones para acogerse a modalidades de jubilación anticipada están ganando peso en nuestro país, sin embargo no debemos ni podemos fomentar las prejubilaciones como una buena salida. El escenario socioeconómico en el que nos encontramos ahora y a futuro, de población con una alta esperanza de vida en condiciones de buena salud, nos lleva a pensar que incrementar las prejubilaciones no parece ni recomendable ni oportuno.


¿El Gobierno debería haber bajado los impuestos, como han hecho algunos de nuestros socios europeos? ¿Qué política tributaria necesita España?

Existe un amplio consenso sobre la idea de que no deben introducirse cambios en este ámbito a la espera de una recuperación franca y sostenible. No obstante, a futuro, habrá que hacer adaptaciones para introducir una imposición verde como base de una fiscalidad más eficiente que, a través de políticas de gasto y establecimiento de tributos, sirva para desincentivar aquellas actividades que producen externalidades negativas en el medio ambiente. Este es, sin duda, uno de los principales objetivos hacia un cambio fiscal profundo alineado con las tendencias de crecimiento económico futuro. En el corto plazo, hasta superar del todo las secuelas más importantes de la crisis, no es el momento para cambios fiscales radicales, lo que no obsta para que la futura reforma fiscal que contempla el Gobierno de cara a 2023 sí haga un replanteamiento profundo y tenga en cuenta los desajustes actuales.

Diagnóstico: "La moratoria concursal evitó colapsos en los juzgados, pero eleva el riesgo de empresas zombis"


¿Temen por las empresas 'zombis', sobre las que ha hecho advertencias el Banco de España, en el sentido de que se las puede estar ayudando cuando sus males no proceden directamente de la pandemia?

La moratoria concursal prorrogada hasta el 31 de diciembre de este año nació con el loable propósito de no colapsar los juzgados con las declaraciones de concurso, pero con ello se está corriendo el riesgo de que se estén manteniendo en stand by algunas entidades inviables con riesgos evidentes para los implicados y el conjunto de la sociedad. Sería recomendable que las empresas en dificultades analicen las diferentes vías que existen para solucionar sus problemas de insolvencia. Las ayudas a las empresas son siempre buenas, pero siempre han de poner el foco en su viabilidad.


Seguimos sin reforma de la financiación autonómica. ¿A qué factores lo atribuye?

Deberíamos contar con un nuevo sistema de financiación autonómica global, transparente, consecuente e inteligible. Todos somos conscientes de que es un tema complejo, pero no debería posponerse más, y así, entre otras ventajas, se evitarán discusiones innecesarias entre comunidades autónomas, y entre estas y el Gobierno central.


¿Concuerda con el Banco de España en que la subida del SMI destruye empleo? ¿Cree que el ingreso mínimo vital (IMV) reducirá la población con disposición a trabajar?

Hay que hacer un replanteamiento sensato y global sobre las ayudas a los sectores de la población más desfavorecidos, pero, eso sí, habría que partir de la idea de ayudar a los que realmente lo necesitan, con objeto de lograr una sociedad más inclusiva y cohesionada, fomentando la virtud del trabajo e intentando dar a este sector de la población todas las oportunidades posibles para entrar en el mercado laboral de una manera digna.


FUENTE: EL ECONOMISTA

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa