Hacienda vuelve a retrasar la liquidación de la 'tasa Tobin', que aplaza a junio

El Ministerio de Hacienda ha decidido volver a retrasar la fecha para la presentación de la primera liquidación del nuevo impuesto a las transacciones financieras, conocido como 'tasa Tobin', y la ha aplazado hasta el próximo mes de junio, toda vez que aún no está disponible el reglamento del impuesto.

Así, la liquidación del nuevo tributo, que entró en vigor el pasado 16 de enero, se retrasa desde el 10 de abril (que ya suponía una demora sobre la fecha inicial en febrero) hasta el 10 de junio, de tal manera que entre ese día y el 20 de junio deberán presentarse las autoliquidaciones correspondientes a los cinco primeros meses del año.

El nuevo retraso de la fecha se debe, según la Agencia Tributaria, a la necesidad de ampliar el plazo de implantación de esta nueva figura tributarias y con el objetivo de permitir un margen temporal mayor para las adaptaciones técnicas y funcionales de los nuevos contribuyentes, algo que no afecta ni a su entrada en vigor ni a los ingresos esperados, que Hacienda cifra en unos 1.800 millones por ambos tributos.

Asimismo, es necesario contar antes con la publicación del reglamento del nuevo impuesto, que el Ministerio de Hacienda espera aprobar próximamente.

En concreto, la liquidación del impuesto a las transacciones financieras o 'tasa Tobin', que será mensual, estaba previsto que comenzara el pasado 22 de febrero sobre las actividades del mes de enero y así sucesivamente hasta finalizar el ejercicio, en torno al día 20 de cada mes.

Sin embargo, Hacienda retrasó las primeras liquidaciones y fijó un nuevo plazo entre el 10 y el 20 de abril para las actividades del mes de enero, febrero y marzo. Ahora, vuelve a retrasar la primera liquidación al mes de junio (entre el 10 y el 20 de dicho mes) y a partir de ahí, la liquidación será mensual y se deberá presentar entre los días 10 y 20 de cada mes respecto al mes inmediatamente anterior.

En cuanto al nuevo impuesto sobre determinados servicios digitales, conocido como 'tasa Google', cuya primera presentación se iba a realizar el 30 de abril respecto a las actividades del primer trimestre, dado que en este caso la liquidación trimestral, ya se aplazó al mes de julio y esta fecha sí se mantiene.

De esta forma, la primera presentación del impuesto se realizará en julio respecto al negocio generado en el primer semestre, de tal manera que se agrupan los dos primeros trimestres. Después, la liquidación se realizará de manera trimestral.

Recaudarán 1.800 millones

Ambos impuestos, que entraron en vigor el 16 de enero, aportarán a las arcas públicas, de acuerdo con las estimaciones del Gobierno, unos 1.800 millones de euros.

En concreto, con la tasa 'Tobin' el Gobierno prevé recaudar 850 millones de euros anuales, al gravar con un 0,2% las operaciones de adquisición de acciones emitidas en España de empresas cotizadas cuya capitalización bursátil sea superior a 1.000 millones de euros. No se gravará la compra de acciones de pymes y empresas no cotizadas.

Por su parte, la tasa 'Google' gravará aquellas empresas con ingresos anuales totales de, al menos, 750 millones de euros y con ingresos en España superiores a los 3 millones de euros, dirigiéndose a servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario durante su actividad o la venta de metadatos.

Aunque Hacienda tenía prevista una recaudación inicial de unos 1.200 millones de euros (antes de la pandemia), posteriormente la rebajó a 968 millones.

A la espera del G-20

Respecto a la 'tasa Google', el Gobierno asegura que la norma tendrá "carácter transitorio" hasta que se apruebe una normativa mundial o europea en el marco de la OCDE o el G20, algo que de momento no se ha logrado.

Además, la tramitación de este nuevo impuesto se ha producido en medio de las amenazas de Estados Unidos a España, Francia, Reino Unido e Italia sobre represalias con nuevos aranceles sobre estos impuestos digitales, llegando a fijar aranceles sobre Francia, que suspendió la aplicación del tributo en aras a la negociación de una figura internacional, pero que ya ha anunciado que va a reimplantar ante la falta de acuerdo.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, aseguró recientemente que no se escatiman esfuerzos para alcanzar un acuerdo sobre la tasa 'Google' en el marco de la OCDE o el G20, pero aclaró que si no se logra un acuerdo internacional este año, la UE aprobará una propuesta propia a principios de este año.

FUENTE: EL DERECHO.COM

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa