¿Es accidente laboral una dolencia previa agravada por el trabajo?

En una reciente sentencia, un Juzgado de lo Social de Bilbao ha reconocido como accidente laboral una dolencia anterior que se agrava en el puesto de trabajo establece que el origen profesional de la dolencia “no se excluye porque se haya acreditado que el trabajador padeciera la enfermedad con anterioridad” o se hubieran presentado síntomas antes de iniciarse el trabajo. Según razona el juez, lo que se valora a estos efectos “no es la acción del trabajo como causa de la lesión, sino como factor desencadenante de una crisis”. 

La trabajadora que se dio de baja, a causa de una lumbalgia aguda producida por el sobreesfuerzo, contaba con una patología anterior degenerativa, una hernia discal que padecía desde hacía 20 años. La mutua alegó que no lo considera accidente profesional porque ya una semana antes había presentado una dolencia similar y porque la afectada ya contaba con antecedentes personales en relación a esta patología. Por lo tanto, percibe que no se ha agravado “en tiempo y lugar de trabajo”, sino que se trata de una patología de “origen común y degenerativo”

Sin embargo el juez confirma que el hecho de que existan enfermedades o defectos que, aún congénitos o comunes, se padezcan con anterioridad y resulten agravados como consecuencia de una lesión evidente y constitutiva del accidente de trabajo, tales dolencias o secuelas “deberán ser conceptuadas como contingencias profesionales”.

FUENTE: ADADE CENTRAL

*Para recibir más información, suscríbase gratuitamente al boletín de noticias de ADADE/E-CONSULTING

Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa