La Comunidad de Madrid mejora su última batería de rebajas fiscales

Las deducciones por contratar a cuidadores serán compatibles con las ayudas para guarderías. Habrá más incentivos para donar a familiares dinero en metálico según su destino.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido enmendarse a sí mismo y ayer presentó varias iniciativas por las que mejora la última batería de rebajas fiscales anunciada por el presidente, Ángel Garrido. Así lo confirmó la consejera de Economía y Hacienda, Engracia Hidalgo, durante el debate de las enmiendas a la totalidad planteadas por PSOE y Podemos al Proyecto de Ley de Medidas Fiscales, que no lograron salir adelante. Una de las medidas estrella de ese plan de rebajas fiscales era la nueva deducción que podrían aplicarse las familias con hijos menores de tres años que contrataran a un cuidador.

Hidalgo explicó ayer que el incentivo consistirá finalmente en una nueva deducción del 20% del coste de cotización a la Seguridad Social de un cuidador para menores de tres años, con un máximo de 400 euros anuales por familia. O lo que es lo mismo, hasta 1.200 euros durante tres años. Para familias numerosas, la deducción será finalmente del 30% hasta un máximo de 500 euros. De esta manera, más familias podrán aplicarse esta reducción fiscal, si bien el Ejecutivo no concretó la cifra de posibles beneficiarios.

Como es lógico, la medida exige una serie de requisitos, como que el contribuyente esté dado de alta en la Seguridad Social como empleador titular de un hogar familiar. En relación con esta propuesta concreta, Hidalgo explicó que el grupo parlamentario popular había registrado una enmienda parcial (de modificación) que supone ampliar su rango, al suprimir la incompatibilidad de la deducción con la ocupación de plazas en escuelas infantiles públicas o sostenidas con fondos públicos y con la ocupación en escuelas privadas por las que se reciban ayudas como el “cheque guardería”. Asimismo, anunció que también se suprime la incompatibilidad con la aplicación de la deducción por gastos educativos.

En el impuesto de sucesiones y donaciones, el PP también enmendó lo ya anunciado. Además de las bonificaciones para las transmisiones entre hermanos, y tíos y sobrinos, establece una reducción de la base imponible de hasta 100.000 euros por las donaciones en metálico a parientes directos, ascendientes, descendientes, cónyuge y hermanos. Se podrá aplicar si se destinan a la adquisición de vivienda habitual o aportaciones a entidades de nueva o creciente creación, así como para crear una empresa o negocio profesional.

LA REPERCUSIÓN DE LAS MEDIDAS

Donaciones. La nueva bonificación que introduce el Gobierno de Ángel Garrido en este impuesto para las transmisiones entre hermanos (15%), y tíos y sobrinos (10%) beneficiará a 10.900 declarantes, según el Ejecutivo regional.

Presupuestos. Madrid anunció que mientras cuente con margen presupuestario, seguirá bajando los impuestos.

FUENTE: CINCODÍAS

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa