Hipotecas: El cambio de tipo variable a fijo se hará sin coste

Economía prepara nuevas medidas para favorecer a los consumidores. El Gobierno prepara una medida para abaratar el cambio de las hipotecas a tipo de interés variable a fijo para no depender así de la evolución futura del euribor. 

Así lo anunció ayer el ministro de Economía, Luis de Guindos, en Málaga al hablar de la futura Ley de Crédito Inmobiliario. La normativa prevista intentará facilitar «prácticamente sin gastos y si el consumidor lo decide y lo pacta con su banco, que pueda pasar su hipoteca a un tipo fijo». Ésto, recalcó en una reunión organizada por Unicaja, beneficiará al ciudadano, recordando cómo en 1996 la mayoría de las hipotecas eran a tipo fijo y esa tendencia cambió. 

El Gobierno, precisó el ministro, «dará una opción muy barata» de aplicar ese cambio, de manera que se intentarán mejorar las condiciones «desde el punto de vista del consumidor».

En 2016 se firmaron en España cerca de 259.000 préstamos hipotecarios para la compra de una vivienda, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Es una cifra que, tras tocar suelo en 2013, crece año tras año, aunque está muy lejos de las suscritas en la época del esplendor inmobiliario. En 2009, cuando ya había quebrado Lehman Brothers, inaugurando la mayor crisis financiera de las últimas décadas, se llegaron a firmar 650.000 hipotecas en España.

En estos últimos años, las preferencias de los ciudadanos españoles han cambiado bastante. Hoy, según los últimos datos del Colegio de Registradores de la Propiedad, Bienes Muebles y Mercantiles de España, un 61,30% de los préstamos que se han concedido en el primer trimestre de este año se han cerrado a tipo de interés variable y un 38,7%, a tipo fijo. En los años del «boom», el 95% de los préstamos se referenciaban a tipo variable sobre el euribor. ¿Por qué este brusco cambio? Porque el euribor no puede permanecer en tasa negativa durante mucho más tiempo. Algo semejante ocurrió en la segunda mitad de los años noventa cuando el precio del dinero se fue reduciendo drásticamente arrinconando las hipotecas a tipo fijo y ampliando el periodo de amortización desde los tradicionales 15 años a los 40.

Préstamos en divisas

El ministro justificó la inclusión de esta medida en la Ley de Crédito Inmobiliario que prepara su departamento por el hecho de que los préstamos para la compra de una vivienda son contratos a muy largo plazo (entre 25 y 30 años de media) y los tipos de interés no pueden permanecer estables durante tanto tiempo. De hecho, De Guindos adelantó que la subida de los tipos de interés que necesariamente se tiene que producir en los próximos meses se irá reflejando en las hipotecas.

En el primer trimestre del año, el tipo medio inicial de los préstamos hipotecarios fue del 2,29%, ocho centésimas inferior en relación con el último trimestre de 2016. Los ciudadanos con las condiciones más favorables en el tipo de interés el último año han sido Cantabria (2,11%) y País Vasco y Castilla-La Mancha (2,12%).

Fuentes del Ministerio de Economía consultadas por Europa Press explicaron que la normativa incidirá también en reducir los costes que se produzcan cuando el cambio de las condiciones financieras de una hipoteca se produzca con otra entidad financiera. De Guindos aludió también a otros cambios previstos en la nueva ley de manera que un préstamo hipotecario concedido en divisas pueda pasarse a euros «sin el más mínimo coste o sin ninguna penalización».

FUENTE: LA RAZÓN

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa