Así puede el autónomo impedir o postergar una Inspección de Hacienda

Dentro de las alegaciones que se pueden hacer destaca el derecho a la inviolabilidad del domicilio. En los últimos meses, y con el objetivo de aumentar el control tributario, desde el Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria han aumentado el número de inspecciones a autónomos y pymes. Una situación ante la que estos colectivos tienen determinados derechos.

En primer lugar, según la asesoría e-autónomos, destaca el derecho a la inviolabilidad del domicilio. En este sentido, subrayan que el domicilio de una empresa es igual de inviolable que una residencia particular, por lo que ningún inspector podrá entrar si sus habitantes no lo permiten.

Para llevar a cabo este trámite, los autónomos y pymes deberán ser advertidos con la correspondiente autorización escrita. De no ser así, el trabajador por cuenta propia puede impedir la entrada del Inspector a su zona de trabajo. Dicha autorización deberá ir firmada por el delegado de la Agencia Tributaria de la zona en la que se ubique el domicilio social del negocio o la dirección del autónomo, en el caso de que se trate de un particular que trabaja por su cuenta. Otro requisito que, si no es cumplido por el inspector, también impediría su entrada.

No habrá inspección sin el titular de la actividad presente

En paralelo, otro derecho importante a tener en cuenta es que ningún inspector puede tocar ninguno de los objetos con los que cuenta la empresa, hasta que esté presente en el lugar el responsable de la misma. En esta línea, únicamente existe una excepción a la regla, que consiste en aquellos casos en los que se accede a los documentos mediante una orden judicial. En esta coyuntura no es necesario que esté presente el responsable de la empresa para que se realice la inspección.

De igual modo, desde e-autónomos recuerdan que toda pyme y todo autónomo puede pedir que, durante la inspección, esté presente el asesor de la organización o del profesional. Al respecto, señalan que si esta petición es solicitada explícitamente, ninguna inspección podrá iniciarse hasta que el asesor llegue a la vivienda.

Sanciones si sí se cumplen los requisitos

Si la Inspección llega con los documentos mencionados y en las situaciones descritas, no nos quedará más remedio que acceder. Si en estas circunstancias se impide la entrada a un técnico de Hacienda en el domicilio, se expone a ser acusado de obstrucción a la labor inspectora. Podría recibir sanciones de entre 300 euros y el 2% de su cifra de negocio. De igual modo, cualquier técnico de Hacienda puede solicitar una orden judicial, ante la cual todo el mundo está obligado a que se realice la visita correspondiente.

FUENTE: CINCODÍAS

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa