Cómo sacar provecho fiscal si se ha perdido todo en Popular

El rescate de Popular, intervenido por las autoridades europeas y traspasado a Banco Santander por un euro, deja reducida a cenizas la inversión de más de 300.000 accionistas de la entidad y de los tenedores de bonos contingentes convertibles (cocos) y de deuda subordinada del banco, que lo han perdido todo.

La acción ya había emprendido una espiral bajista imparable, especialmente ruinosa para quien acudió a la ampliación de capital del banco de hace apenas un año, por 2.500 millones de euros, a un precio de 1,25 euros por acción. El último cruce de Popular, antes de la suspensión de cotización por el rescate, son los 0,32 euros por título de la sesión del martes.

El rescate de Popular impone además la pérdida total para los titulares de cocos por 1.250 millones de euros, y de deuda subordinada por un total de 684 millones, entre ella la que emitió en 2011 para minoristas por un total de 450 millones, que se transformarán en acciones que tampoco valen nada.

Las pérdidas no tienen paliativos, ahora con el precio de las acciones reducido a cero. Pero los accionistas al menos podrán contar con un consuelo fiscal de cara a la declaración de la renta de 2017, sobre todo si además de Popular han hecho otras inversiones en las que sí pueden obtener plusvalías. 

La declaración de la renta permite compensar plusvalías con las minusvalías sufridas en la inversión en Bolsa, en títulos de deuda o de la venta de una casa. Y es posible hacerlo no solo con las minusvalías sufridas en el año en que se presenta la declaración sino de los tres ejercicios fiscales anteriores, contando con que se arrastren desde entonces y no hayan servido para compensar plusvalías en anteriores declaraciones de la renta.

Es decir, el accionista o bonista de Popular tendrá la opción de aflorar plusvalías por otros activos este año para pagar menos impuestos, gracias a las pérdidas sufridas en el banco. Y si no consume del toda esa baza en la declaración de la renta de 2017, podrá reservarla para minorar plusvalías en los ejercicios 2018, 2019 y 2020.

Lo ganado no podrá compensarse en su totalidad a costa de las minusvalías sufridas, solo hasta un máximo equivalente al 15% esas plusvalías, el porcentaje que rige para la declaración de 2016. Sin embargo, en los próximos esos ejercicios ese tope se elevará al 20% en el IRPF de 2017, lo que deja más margen a los afectados por el rescate de Popular para maniobrar con pérdidas y ganancias, y al 25% en el de 2018.

Además, es es posible compensar plusvalías y minusvalías con independencia del tipo de activo del que procedan. Así, las pérdidas en Bolsa pueden rebajar lo ganado por ejemplo con la venta de una casa. Y lo perdido en cocos o deuda subordinada sirve para compensar plusvalías logradas en la venta de acciones, en caso de haber invertido en un valor distinto a Popular. 

FUENTE: CINCO DIAS

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa