Además de tener un plan de compliance, hay que demostrar que se ha aplicado

El magistrado del Supremo Carlos Granados entiende necesario "probar que se han tomado medidas"

La necesidad de los planes de cumplimiento y de un mayor control interno, centro de la presentación de la Wolrd Compliance Association

La figura del compliance ha tenido su desarrollo más acentuado en España desde la reforma del Código Penal a cerca de la responsabilidad jurídica de las personas jurídicas. La preocupación de las empresas y las administraciones, entre las que destacan el Tribunal Supremo y la Fiscalía anticorrupción, está creciendo, mientras se van formando los primeros criterios jurisprudenciales, de ahí que la necesidad de los planes de cumplimiento y de un mayor control interno, haya sido el centro de la presentación de la Wolrd Compliance Association.

La apertura del acto corrió a cargo del presidente de la asociación, Iván Martínez López, que destacó que se trata de un “proyecto abierto y participativo, donde todo el mundo que quiera puede participar”, concretando que no se trata de una asociación solo para abogados. Para él, “todos somos novatos en este sector”, haciendo referencia a la novedad del compliance en España, por lo que entiende que cuantos más sean, mejor, para defender los intereses comunes.

Tras él, intervino Carlos Granados Pérez, magistrado de la Sala Segunda Del Tribunal Supremo, que hizo una exposición magistral de la línea que sigue el alto tribunal en la materia, alabando la creación de la asociación porque “todo esfuerzo que se haga en esta línea es bienvenido”. Para él, una de las cuestiones más importantes es la existencia de buenos programas de cumplimiento, aunque deja claro “que su mera existencia no puede exonerar”. Hay que probar que se ha aplicado.

La directora del departamento legal de Porsche Ibérica S.A, Teresa Mínguez Díaz, dio su visión empresarial del compliance y destacando el valor que tiene la prevención para el funcionamiento de la empresa. Para ella, todo repercute positivamente en el rendimiento de la compañía. Acto seguido, Diego Cabezuela Sancho, experto en la materia y vicepresidente de la asociación protagonista, centro su exposición en las investigaciones internas realizadas por las propias empresas, previamente a la actuación de los poderes públicos. Algo que recomienda porque “facilita el trabajo de instrucción judicial” y “permite a la empresa elaborar su defensa de manera independiente”.

El punto de vista de la fiscalía anticorrupción lo dio Juan Pavía Cardell, de la fiscalía especial contra la corrupción y criminalidad organizada, que puso su foco en el delito de cohecho internacional, de gran interés para las empresas multinacionales con varias sedes en distintos países.

La World Compliance Association ha despegado oficialmente, en una jornada celebrada enste jueves en el Club Financiero Génova, se presentó esta nueva asociación formada por profesionales y organizaciones interesadas en el mundo del cumplimiento normativo o compliance, según su denominación en inglés, cada vez más extendida. Durante buena parte de la mañana, ponentes de alto nivel compartieron con los asistentes visiones distintas acerca de la materia, tanto desde el punto de vista de la Administración como de las empresas. En esta asociación sus objetivos se centran en la promoción, reconocimiento y evaluación de las actividades de cumplimiento en las organizaciones, así como en el desarrollo de herramientas y procesos para una correcta protección frente a determinados delitos/infracciones cometidas por sus empleados, colaboradores o cualquier otra persona relacionada con ella. Destaca su carácter internacional, que se abre a la posibilidad de colaborar en otro tipo de órdenes jurídicos donde esta temática está más desarrollada.

FUENTE: CINCODÍAS

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa