"Al prevenir la comisión de delitos se impulsa la ética empresarial"

Una nueva herramienta fija los requisitos para implantar un sistema de gestión que reduce riesgos penales. A lo largo de este mes de mayo, está previsto que se publique la norma española UNE 19601 que establece los requisitos para implantar un sistema de gestión de compliance o cumplimiento normativo penal. De este modo, las empresas contarán con un marco de referencia, que llega tras las reformas del Código Penal de 2010 y 2015, que introdujeron la responsabilidad penal de las personas jurídicas. El responsable de desarrollo de negocio de Aenor en Euskadi, Gonzalo San Antonio, ofreció detalles para la certificación de esta norma en una jornada organizada por APD en Vitoria.

- ¿En qué medida esta norma va a ayudar a las personas jurídicas a prevenir delitos?

Va a ser una herramienta muy eficaz para los responsables de cumplimiento normativo o compliance officer ya que establece los requisitos para implantar, mantener y mejorar continuamente un sistema de gestión de compliance penal en las organizaciones. El objetivo final es prevenir la comisión de delitos en su seno y reducir el riesgo penal, además de impulsar una cultura ética y de cumplimiento.

- ¿Contar con este sistema de gestión también puede atenuar la responsabilidad de las compañías?

Esta norma será certificable por una tercera parte independiente, por lo que será un modo de asegurar que se aplica eficazmente. Es decir, la certificación permite mostrar que las organizaciones han puesto todos los medios para actuar de forma diligente, empleando las mejores prácticas conforme a modelos estandarizados. Además, la Fiscalía General del Estado considera que las certificaciones podrán ser valoradas como un elemento adicional de la eficacia de los modelos de prevención de delitos a la hora de eximir de responsabilidad penal a las personas jurídicas.

- ¿Qué aporta la certificación de Aenor para las empresas que implanten estos sistemas según la norma UNE 19601?

La certificación tiene numerosas ventajas. En primer lugar, el efecto examen de un tercero independiente y reconocido como es Aenor ayuda a mantener el compromiso y beneficios del sistema de gestión en la organización. En segundo lugar, fortalece la decisión de los órganos de gobierno de establecer controles internos y externos dirigidos a detectar si se producen incumplimientos y evitar conductas que puedan derivar en responsabilidades penales. Además, permite proyectar hacia el exterior el compromiso y esfuerzo por reducir el riesgo penal de las actividades, al tiempo que contribuye a incrementar la credibilidad de la organización.

- ¿Qué validez tendrá la certificación?

Tras el proceso de implantación de los requisitos de la norma, y una vez superada nuestra auditoría, se concede el certificado Aenor con una validez de tres años. Durante este tiempo, la organización se compromete a pasar una auditoría anual de seguimiento para comprobar que el sistema de gestión continúa implantado, es eficaz y cumple con los requisitos de la norma.

- ¿Qué conductas, que pudieran ser constitutivas de delito penal, debe identificar la organización?

Todas aquellas que, en relación con su actividad, puedan suponer un riesgo penal, por estar recogidas en el Código Penal. Desde el blanqueo de capitales, hasta el fraude fiscal, pasando por los delitos contra el medio ambiente, entre otros.

- La reforma de Código Penal que introdujo la responsabilidad penal de las personas jurídicas es de 2010. ¿hasta ahora no se habían certificado modelos de prevención?

Sí, en 2013 y de forma pionera los servicios técnicos de Aenor elaboraron una especificación técnica de un sistema de gestión de prevención de delitos. Y hemos certificado la conformidad de los modelos de prevención penal que alcanzan a más de un centenar de personas jurídicas. Por ejemplo, entre estas primeras organizaciones se encuentra Euskaltel. Esperamos que estas cifras se incrementen ya que existe un elevado interés en las organizaciones. Con la próxima publicación de la norma UNE 19601, al tener requisitos y estructura muy similar a la especificación, las empresas ya certificadas tendrán una sencilla transición.

- Con este nuevo escenario, ¿surge una nueva figura empresarial que impulse la implantación de un sistema de prevención de delitos?

Sí. La norma establece que la organización debe crear un órgano responsable de supervisar el sistema de gestión de compliance penal y dotarlo de recursos. Y esta función va a ser desarrollada, en muchas ocasiones por el denominado compliance officer.


FUENTE: EXPANSIÓN

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa