Chad, un mercado cada vez más importante en África Central

La extracción de petróleo ha permitido que Chad, tradicionalmente uno de los Estados más pobres de África, haya iniciado un proceso de desarrollo gracias al que su PIB ha aumentado todos los años desde principios de siglo. Aunque la reciente caída en los precios del combustible no le ha afectado tanto como a otras naciones petrolíferas, el país todavía tiene por delante importantes retos para diversificar una economía donde la agricultura todavía desempeña un rol importante, junto a una industria manufacturera dedicada a la producción de jabón, tabaco, azúcar y productos textiles.

Los ingresos procedentes del crudo, junto a la inestabilidad sufrida por algunos de sus vecinos, han permitido que Chad empiece a desempeñar un papel de liderazgo en la zona. Asimismo, también ha atraído la atención de las grandes potencias, como Estados Unidos y China, que han aumentado sus intercambios comerciales con la zona.

A esta tendencia también se han sumado las firmas europeas y, entre ellas, las pymes españolas, que han duplicado sus exportaciones a Chad en los últimos seis años. Pese a estas cifras, las empresas de nuestro país todavía están muy por detrás de sus homólogas en Francia, Italia, Alemania, Bélgica y Austria.

Una de las principales ventajas que ofrece Chad para la exportación es que forma parte de una unión aduanera de África Central junto a otras economías en desarrollo como Guinea o Camerún. Esto facilita que las pymes españolas puedan integrar el mercado chadiano dentro de su estrategia de expansión por el continente. Para ello, deben tener en cuenta que los aranceles actuales son -salvo algunas excepciones- del 5% para los bienes de primera necesidad, 10% para materias primas y bienes de equipo, 20% para bienes intermedios y 30% para los bienes de consumo corriente. Además, hay que tener en cuenta que el IVA actual del país es del 18% y el impuesto de Sociedades es el 40%.

El transporte es una de las principales dificultades que para hacer negocios en el país, por lo que el Gobierno está desarrollando un ambicioso plan de infraestructuras, cuyo proyecto más destacado es la construcción de una carretera que agilice las comunicaciones con Sudán. De esta forma, las compañías extranjeras dispondrán de un segundo puerto marítimo donde descargar sus productos, pues actualmente la mayoría de los intercambios se realizan a través del de Doula, en Camerún.

Cercanía para regatear

Los habitantes de Chad suelen ser muy generosos con su tiempo, por lo que es habitual que lleguen tarde a una reunión, pero luego no tendrán problema en prolongarla tanto como sea necesario. Al saludar y recibir las tarjetas, se debe emplear siempre la mano derecha. Además, conviene empezar la conversación con alguna pregunta más personal. Por último, hay que tener en cuenta que el regateo forma parte de su cultura de negociación.


FUENTE: EXPANSION

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa