Siete cuestiones sobre los minipréstamos

Expertos del comparador de préstamos de CrediMarket detallan siete de sus características y apuntan también algunos aspectos a valorar antes de decantarse por uno de ellos como vía para obtener dinero.

1. ¿Cuánto dinero se puede pedir en un mini préstamo?
Como se perfilaba al inicio, el volumen de financiación que se puede obtener con un minipréstamo es limitado. Lo más habitual es que no se superen los 600 euros si bien en algunos casos (los menos) se pueden alcanzar los 1.000 euros y muy puntualmente 3.000. Lo más habitual, a pesar de todo, es que cuando se solicita por primera vez exista un tope de 300 euros y no se pueda optar a cantidades más elevadas. De hecho, éstas se suele reservar a clientes que reinciden y que en las anteriores ocasiones cumplieron con los pagos.

2. ¿En cuánto tiempo se tiene que devolver?
Los plazos de amortización son muy cortos, no acostumbran a superar el mes. Algunas empresas de minicréditos pueden dárselo a elegir al cliente, y se suele mover entre siete y 30 días. En pocas ocasiones es más amplio aunque hay algunas opciones en las que se baraja hasta 60 días y seis meses.

3. ¿Qué requisitos se tienen que cumplir?
Los más comunes son ser mayor de edad, disponer de DNI o NIE, ser residente en España y no tener préstamos vigentes con la financiera, tener una cuenta vigente o tarjeta a la que transferir el diner. A veces, también, un ingreso mínimo.

4. ¿Cómo se contrata un minicrédito?
El proceso de contratación es rápido. De hecho, el dinero suele estar disponible minutos después de culminar la solicitud. Habitualmente, se obtiene rellenando un formulario a través de la web de la empresa que los comercializa. Se escoge el importe que se desea y el plazo y después, en función de la entidad, y se facilitan ciertos datos. Entre ellos, el correo electrónico o un número de teléfono para que la financiera pueda comunicar al solicitante si aprueba el préstamo o no.

5. ¿Son muy caros?
La mayoría de empresas de minipréstamos no hablan de intereses sino de honorarios. Y sí, los minicréditos suelen resultar más caros que un préstamo al consumo al uso. Con todo, hay empresas que ofrecen ciertas promociones para clientes que los solicitan por primera vez (gratis o a precios más bajos) o a aquellos que repiten y tienen un buen historial (han cumplido con los pagos a tiempo).

6. ¿Se puede pedir un minipréstamo estando en un listado de morosidad?
Algunas lo permiten en determinados casos (cuando no se supera cierta cantidad o cuando se está incluido por un determinado tipo de deudas), pero depende de la entidad. Con todo, pedirán ciertos justificantes antes de confirmar la solicitud.

7. Posibles problemas de sobreendeudamiento
Debido a su coste elevado, los minipréstamos no son recomendables como método de financiación habitual ya que pueden llevar al sobreendeudamiento. De hecho, en sus propias páginas web avisan de que, de usarse, debe ser para cubrir necesidades puntuales y urgentes, una emergencia.


FUENTE: EXPANSION

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa