Extremadura rebaja el IRPF y elimina el Impuesto de Patrimonio

La Junta de Extremadura ha dado luz verde a un decreto ley de medidas urgentes que incorpora significativos ajustes fiscales, incluyendo reducciones en los dos primeros tramos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), así como la eliminación total de Impuesto de Patrimonio. Las modificaciones en el IRPF beneficiarán especialmente a aquellos con ingresos menores a 22.200 € al año. 


En una amplia gama de medidas adicionales, se ha aprobado también una disminución del impuesto de matriculación, la eliminación del impuesto sobre viviendas vacías propiedad de grandes tenedores, y un incremento del 30% en las deducciones fiscales relacionadas con alquileres de residencias principales.

La presidenta de la Junta de Extremadura, detalló estos y otros cambios durante una conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno. En ella, recalcó que las nuevas políticas fiscales tienen como objetivo incrementar el poder adquisitivo de los ciudadanos de Extremadura en un contexto económico de alta inflación. Estos cambios serán retroactivos desde el 1 de enero de 2023.

El impacto estimado de la revisión del IRPF en el presupuesto autonómico es de aproximadamente 39.8 millones de euros. Los nuevos tipos impositivos para los dos primeros tramos del IRPF serán del 8% y 10%, en contraposición al anterior 12,5%. Esta reestructuración fiscal beneficiará a todos los contribuyentes, pero será particularmente favorable para aquellos con ingresos bajos y medios.

Concretamente, quienes tengan ingresos menores a 20.200 euros podrían ahorrar casi 300 euros anuales, mientras que aquellos con ingresos superiores a 60.000 euros podrían ahorrar unos 43 euros al año.

FUENTE ADADE CENTRAL

Share on social networks


 

Go to press room