Diez claves para crear tu marca de emprendedor

¿Por qué conocemos la trayectoria de muchos emprendedores que han tenido que hacerse a sí mismos? La respuesta puede estar en que han creado una marca personal potente. Más allá de sus proyectos, han sabido contar la historia de su vida y sacarle partido. Los expertos de Spain Startup-South Summit han elaborado un decálogo para guiar la construcción y difusión de la marca personal de los emprendedores.

1. Descubre tus propios valores. Saber quién eres, qué ofreces y qué aportas es fundamental en esta tarea. Quieres diferenciarte, y sólo podrás hacerlo definiendo tus valores. Haz una lista con tus puntos fuertes y débiles y decide con cuáles quieres que se te identifique.

2. Busca contactos. No sirve de nada ser bueno si nadie te conoce. Retoma contactos anteriores, organiza eventos y acude a ferias y encuentros. Déjate ver y, a la vez, conoce a los profesionales más relevantes del ámbito en el que estés interesado.

3. Ten buena actitud. La perseverancia es una cualidad determinante para sacar adelante tu proyecto. Aprende a gestionar el error, porque la mayoría de emprendedores han fracasado antes de triunfar.

4. Hazte experto en una materia. Como emprendedor en un ámbito concreto, tienes que compartir los conocimientos sobre el sector para fortalecer tu reputación y ser considerado un experto. Para hacerlo bien, deberás dominar un lenguaje orientado hacia el público al que te diriges y utilizar un vocabulario positivo.

5. Trabaja todos los canales de difusión. Para forjar tu marca personal es bueno ser activo en cualquier canal. La mezcla de offline y online es la combinación perfecta. Internet es accesible y útil, pero requiere mucho esfuerzo. Un error común es considerar a la red como un mero escaparate y olvidar la interacción online con el resto de usuarios. Piensa que estás a un clic de consumidores, inversores, posibles socios...

6. Deja huella. Si quieres que tu imagen como fundador sea reconocida y llegue a convertirse en un icono, deberás ser fiel a tus principios y, al mismo tiempo, tener claros tus objetivos. En definitiva, mantén un rumbo firme y defiende lo que crees.

7. Sé coherente y natural. Para contar con una buena reputación, es imprescindible transmitir coherencia, credibilidad y seguridad, además de construir un discurso que genere confianza.

8. Construye tu storytelling. Cómo contar tu historia para que llame la atención no se puede dejar a la improvisación. Es aconsejable que busques asesoramiento profesional para desarrollar tu relato y comunicarlo. Este aspecto dará notoriedad a tus trabajos, sobre todo en fases iniciales.

9. Optimiza tu tiempo y recursos. Crear tu propia marca es un proyecto a largo plazo. Para no malgastar tiempo y dinero tienes que conocerte a ti mismo, así no venderás humo. Al medir el impacto, podrás ver cómo evoluciona tu marca y qué mejoras puedes plantear.

10. Piensa que tu marca sobrevivirá a tu empresa. La marca personal sobrevivirá a la profesional porque ésta va más unida al emprendedor que al proyecto. Cuando tu start up deje de existir, tu marca continuará y podrá dar visibilidad a próximas iniciativas.


FUENTE: EXPANSION

 

Más información...



Compártelo en las redes sociales


 

Volver a la sala de prensa